Uno de los eventos con mayor incidencia en la valorización de los activos financieros a nivel global durante este año corresponde a las elecciones presidenciales llevadas a cabo en Estados Unidos hace algunos días, por lo que, creemos importante contarles sobre los efectos que esperamos para las distintas clases de activos dependiendo de los posibles escenarios.

A pesar de que no sabemos quién va a ser el próximo presidente (al momento de escribir este artículo), sí sabemos que se terminará con una cámara de representantes demócrata y un senado republicano, lo cual permite asumir que será muy difícil llevar acabo alzas de impuestos y que el nuevo estimulo fiscal será más acotado que los USD$ 3 Billones propuestos por los demócratas.

 

  • Continua su política global, los mercados emergentes se verán deprimidos.
  • Continua la guerra comercial con China.
  • Las empresas tecnológicas podrían caer por la guerra comercial 2.0.
  • Existe la posibilidad de tensiones comerciales con Europa y Japón.
  • Aumenta la deuda pública que se focaliza en mayor gasto interno.
  • Grandes empresas y financieras americanas se ven favorecidas.
  • Pequeñas empresas de EE. UU. verán un alivio y recibirán beneficios.
  • La renta fija emergente seguirá presionada a la baja – y high yield sin cambios.
  • Disminuye la tensión con China, aunque no se acaba.
  • Mercados emergentes se benefician de la menor volatilidad y aumento del intercambio.
  • China se verá beneficiada y se acelera su proceso de recuperación.
  • Europa y Japón evitan confrontaciones comerciales con EE. UU., aunque el crecimiento será lento.
  • Mantención de estímulos economía americana y revisión tributaria.
  • La renta fija emergente high yield se verá menos afectada.
  • Renta Variable americana negativa en el corto plazo y positivos en el mediano plazo.
  • Renta Variable de Asia emergente y China positivos tanto en el corto como mediano plazo.